Todos contra todos todo el rato

Todos contra todos todo el rato y en casi todos los ámbitos. Así estamos en estas Galias desde hace años. Resulta agotador levantarse y comprobar que otro día más el sector A le tira los trastos al sector C mientras el B y el D miran con satisfacción la lluvia de misiles que le caen al contrario. Entre tanto ataque y tanta mala baba, ninguna aportación, ninguna sonrisa sincera, ningún mensaje de calma. 



Un pelotón de avionetas debería fumigar España con relajantes naturales para que huela mejor y empezemos el día algo más pausados y reflexivos, para que dejemos de imponer lo nuestro y escuchemos al resto. Es tan fácil como abrir las orejas y cerrar las bocas. Como observar y callarse.

Si todos contra todos todo el rato era el progreso, me bajo en la siguiente parada.


PD: Este post me lo inspiró el escuchar la radio toda la mañana mientras pintaba el techo del baño.

2 respuestas a «Todos contra todos todo el rato»

  1. A mí este todos contra todos me desespera y me agota, me es imprescindible desconectar de vez en cuando. Lo peor es que a los que controlan esta tormenta parece que les entusiasma… Si te bajas en la próxima parada te acompaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *