Arranca el año 15 de La Huella Digital

En tiempos de infoxicación, saturación informativa, hartazgo creciente hacia todo lo que rodea a WhatsApp, Facebook, Twitter, Instagram… En tiempos en los que cierran Google+ y Hangouts o hay tráfico de datos personales… algunos pirados de la prehistoria de Internet resisten manteniendo vivo su blog sin ganar absolutamente nada. La Huella Digital cumple hoy 14 años. Ni estoy loco ni gano un euro con esto (más bien pierdo), no trafico con datos y lo escribo porque me da la santa gana. En este 2019 comienza una etapa en la que podré dedicarle más tiempo a La Huella Digital que en los últimos 8 años. Eso espero.

Pirañas con cara de troll

Desde finales del 2010 estuve buceando, a veces sin oxígeno, en el inmenso océano de las redes sociales, rodeado de bonitos pececitos de colores, amenazantes tiburones, fitoplancton relajante y enormes bancos de pirañas con cara de troll dispuestas a morderte hasta el teclado. Todo un entretenimiento muy productivo y agotador.

Dudar de todo

Hoy arranca el año 15 de La Huella Digital, un blog personal que sólo aspira a compartir historias, relajar momentos, dudar de todo, entretener de vez en cuando, cortar tanto prejuicio y remover alguna conciencia. Gracias por vuestra paciencia.

Demasiados blogs callados


Hay demasiados blogs callados. Incluido este. ¿Dónde narices está aquella blogosfera inquieta, participativa, ilusionante y desafiante? Por si no queda claro, pregunto más despacito…

¿R

e

a

l

m

e

n

t

e


c

o

m

p

e

n

s

a?


¿H

a

y


a

l

g

u

i

e

n


a

h

í?


Toc, toc.

13

La Huella Digital cumple hoy 13 años. Nació el 4 de enero del 2005 cuando la blogosfera hispana empezaba a entrar en ebullición. Arrancó en Blogger cuando esa plataforma de blogs aún no posibilitaba insertar fotos. Comenzó a pedalear duro en la prehistoria de Internet antes de que se creasen gigantes como YouTube, Facebook, Twitter o WhatsApp, antes de que las redes sociales calcinasen a buena parte de la blogosfera y sus estadísticas imparables (ver foto). 13 años llenos de trabajo y perseverancia, satisfacciones y desilusiones, buenos y malos ratos, compañía y absoluta soledad. 13 años perfilando la mejor huella digital que puedo dar.

Gracias por llegar hasta aquí y claro que resistiré. Porque me da la gana.

Arranca el año 14.