«Esto es una puta catástrofe»… O no

¿El fin de la clase media? Encuentra un hueco tranquilo de poco más de 30 minutos para ver este interesante documental dividido en dos partes sobre empleo, pobreza, robots, economía, futuro y muchas cosas más.

Para ver, reflexionar, debatir y compartir. Merece la pena.

Vía @cjescudero

Pon orden y concierto en tu web y tus redes sociales

Que hay que actualizar la web y Facebook y Twitter, también Instagram; que hay que contestar a la gente en redes sociales; que hay que publicar la promoción del mes; que hay que programar y segmentar contenidos para el fin de semana; que hay que meter más fotos del nuevo producto; que no sé cómo colgar este vídeo; que hay que compartir este post ya publicado; que hay que ir pensando en el siguiente concurso para captar más seguidores; que hay que hacer una nota de prensa para la presentación de la próxima semana; que el dueño quiere una entrevista; que el gerente insiste en empezar a pensar en un rediseño del logo y la web… Cada vez cobra más fuerza la figura del responsable de comunicación y redes en la pequeña y mediana empresa. Sus principales funciones son poner orden y concierto en tu web y tus redes sociales, marcar la estrategia digital a seguir e implicar a todos los departamentos en ese cometido.

Acelerada y cambiante realidad

La acelerada y cambiante realidad que nos ha tocado vivir confirma que bastantes empresas tienen que ponerse ya las pilas para impulsar y mejorar su presencia en Internet. Cae de cajón que muchos clientes ya llegan a los productos a través de dispositivos móviles (smartphones y tabletas) y si el acceso, la velocidad de carga de tu web o la información que ofreces no les resulta agradable a la vista se darán media vuelta sin pensárselo. Eso significa perder un cliente en cuestión de segundos.

Ser más visibles y ágiles

Lo ideal es que el responsable de comunicación y redes se integre en tu plantilla, conozca a fondo la empresa y desde abajo comienze a diseñar la estrategia comunicativa ideal para tu mercado y tus circunstancias, en sintonía con los responsables financieros, de marketing y de ventas. Todo está cambiando a marchas forzadas y por ello las pymes tienen que ser más visibles y ágiles para las nuevas generaciones de clientes, esos cuyo principal cuarto de estar es digital, esos que a golpe de clic te alaban o ignoran. Así de simple, duro y actual.

Un peliculón que golpea conciencias


Brutal. Impactante. Impecable. Tensa. Acabo de verla y sufrirla. Si no la sufres es que no la ves. Por momentos, acalorado por su frenética acción. Impresionado con algunos movimientos de cámara imposibles, con secuencias largas desde una sola cámara que culminan magistralmente a vista de dron. El 14 de septiembre del 2014 presencié en el Paseo Marítimo de A Coruña el rodaje de una de sus secuencias y no podía imaginar que estaba viendo la creación de una de las obras maestras del cine de acción español.

 Alguno dirá que apuro demasiado, pero muy pocas veces vi en un cine despedir como hoy una película entre aplausos. Con El Desconocido, su primer largometraje, el director Dani de la Torre se mete en la Champions del cine, tosiéndole en la nuca al propio Hollywood. Una película low cost de altos vuelos producida, dirigida y protagonizada por gallegos. Un filme que encumbra aún más a un Luis Tosar y a un Javier Gutiérrez inmensos y que nos descubre a una niña que ya es un pedazo de actriz: Paula del Río.

Golpea conciencias

Vayan a verla. Al cine. A la gran pantalla. Porque es una película grande. Porque es un guantazo en la cara a la gran banca, un patadón a sus bajos fondos, a sus avaricias e infames mentiras, a sus sucias prácticas no tan lejanas. Un peliculón que golpea conciencias. No digo más que puedo contar de más. Vayan a verla.