El ministro Ábalos tiene que dimitir

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, tiene que dimitir cuanto antes por una cosa muy sencilla: nos ha mentido varias veces a los que le pagamos. Sólo por eso, en cualquier país europeo ponen a un ministro de patitas en la calle. Para colmo, el también secretario de Organización del PSOE no se ha despojado de su tono chulesco y desafiante cada vez que un medio le pregunta por la nueva versión de ese extraño encuentro nocturno con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, una reunión de la que cuanto más sabemos más nos damos cuenta de que nos están tomando el pelo y la paciencia.

Después de escuchar/soportar varios desmentidos y versiones oficiales, el caso Ábalos se acerca a su máxima efervescencia. En las últimas horas hemos sabido que las cámaras de Barajas grabaron la entrada a territorio nacional de Delcy Rodríguez acompañada de Ábalos. Las grabaciones desvelan que se levantaron los controles de seguridad y documentación que marcan la frontera nacional de la terminal ejecutiva o FBO (por sus siglas en inglés, Fixed Base Operator) en el momento en el que Ábalos acompañaba de madrugada a la comitiva de la vicepresidenta venezolana, a quien la UE ha prohibido la entrada en el espacio Schengen.

Lista de Países del Espacio Schengen

El Gobierno sostiene que la número dos de Nicolás Maduro nunca pisó territorio español por esa argucia de no hacerle pasar el control fronterizo que las mismas fuerzas de seguridad levantaron. ¿Quién dio la orden de anular ese control ? ¿Por qué y a santo de qué? Por mucho que se quiera minimizar ese extraño encuentro nocturno en Barajas, el tiempo pone a cada uno en su sitio y se acabarán filtrando a los medios esos polémicos vídeos. Cuando se vea en webs y telediarios al ministro de Transportes (¿?) en una “misión diplomática” (¿?) con la número dos del chavismo (¿?) el escándalo entrará en todos los cuartos de estar con todas sus consecuencias. Será cuando el Gobierno de Sánchez e Iglesias se arrepentirá de no haber zanjado una crisis que les ha estallado en la cara y que está siendo gestionada pésimamente desde el primer minuto.

PD: Esta es mi opinión y quiero saber la tuya. Si quieres, puedes participar en la siguiente encuesta.

¿José Luis Ábalos debe dimitir?

Cargando ... Cargando ...

Los cíclicos arrebatos antidemocráticos del Partido Popular

Muy recomendable esta opinión de Tino Novoa, excompañero de La Voz de Galicia y -en mi opinión- uno de los mejores analistas políticos de este país:

El crítico deterioro de las condiciones materiales de vida y las negras expectativas de futuro de una amplia mayoría de la población generan desesperanza y, aún peor, desesperación. Caldo de cultivo propicio para todo tipo de radicalismos y extremismos. Y que los demagogos, cínicos y populistas de todo tipo de pelaje siempre se han apresurado a explotar. La sesión de investidura ha sido un triste y vergonzoso escenario en el que se han visto representados todos estos males. El PP ha vuelto a poner en marcha el ventilador del fango. Nada nuevo. Ya lo hizo Aznar contra González cuando perdió, en 1993, las elecciones que daba por ganadas, tanto que llegó a anunciar la victoria la misma noche electoral, poco antes de que la realidad le diera una sonora bofetada. Y ya lo hizo el PP de Rajoy cuando Zapatero le arrebató un triunfo electoral que creía asegurado. Ahora, Casado, patético émulo de Aznar, vuelve a las andadas y trata de deslegitimar el nuevo Gobierno al esfumársele la posibilidad de unas terceras elecciones, que es lo que realmente deseaba.

Los cíclicos arrebatos antidemocráticos del PP han hecho y siguen haciendo mucho daño a la convivencia ciudadana y a la salud de las instituciones. El Gobierno de Sánchez es tan legal como legítimo, y cuestionar lo uno o lo otro es socavar la democracia. Y con ello, no solo la daña, sino que alienta el extremismo y alimenta a Vox, que, conviene no olvidarlo, es una excreción del propio PP. Los excesos de los populares han allanado el terreno a los de Abascal como antes lo hicieran con los independentistas catalanes. Sería bueno que en el PP le hicieran ver a Casado las consecuencias de una nueva estrategia de acoso y derribo.

E incluso podría mirarse en el espejo de Albert Rivera. No sé si el mayor, pero desde luego uno de los mayores fracasos de la etapa democrática. Quien hace menos de… [+] Facebook de Tino Novoa