La foto de la curva

Las mejores fotos son las que surgen, las que se te plantan delante pidiendo que dispares. Son fotos sinceras que no se preparan y, al no estar cocinadas, perduran. Desde muy joven siempre pensé que si algún día tuviese una buena cámara la llevaría en el coche en busca de esas fotos que buscan dueño.

Hoy en día un smartphone de gama media resuelve genial esa necesidad que siempre tuve de hacer clic a la realidad que se te planta delante. Así surgió esta mañanera foto de la curva, camino de vuelta del bello paraje coruñés de O Portiño. Iba conduciendo y durante 100 metros la fui perfilando, imaginando, enfocando. Hasta que detuve el coche e hice un clic casual, inesperado, a este silencioso y enigmático paisaje que desde hace años me atrapa.

La foto realmente la descubrí semanas después cuando me puse a limpiar mi iPhone de imágenes. La rescato porque lo merece. Por eso, por no estar precocinada, ya es la imagen de cabecera de mis espacios en Twitter, Facebook, Google+, LinkedIn y Medium. Bienvenida.

iPhotografiando

Antes me relajaba leyendo muchos blogs. Pero como ahora apenas se escribe y se comenta en ellos, mi otra válvula de escape es Instagram. Me divierto iPhotografiando mi entorno, especialmente el de la cambiante Coruña, que es de auténtico lujo. La enigmática niebla de las últimas horas y esa impresionista Torre de Hércules se me hicieron irresistibles.

Cielos naranjas

Os deseo Feliz Año con estos atardeceres gallegos que fotografié en el 2013 para Instagram con un iPhone 4. Son vistas atlánticas desde A Coruña, Illa de San Simón, A Lanzada y Fisterra.