Wikipedia crea su propia red social

Wikipedia se lanza al vacío y crea su propia red social. Surgen las eternas preguntas cada vez que alguien pone en marcha una red de redes. ¿Podrá tumbar WT: Social al por ahora intocable Facebook, el mismo que le importa un pimiento a nuestros adolescentes? ¿Podrá esta nueva red social cuajar entre el gran público? Copio y pego y de paso me registro:

Comentarios de odio, manipulaciones, escándalos de datos: la imagen de Facebook, la red social en línea más grande del mundo, ha sufrido mucho. Jimmy Wales, el fundador de la enciclopedia en internet Wikipedia, quiere ahora construir un modelo contrario. «Mi idea es transferir los principios de Wikipedia a una red social», dijo Wales en la feria Digital X en Colonia. Wikipedia no tiene publicidad y se financia exclusivamente con donaciones de una pequeña parte de los usuarios.

«Adiós, Facebook, es hora de algo nuevo», dijo Wales en referencia a esta red social, que se financia exclusivamente con publicidad personalizada. Este modelo se basa en la indignación y la emoción de los usuarios para con ello generar tantos clics como sea posible, expresó Wales. La nueva red WT: Social de este empresario de 53 años está pensada para operar bien sin publicidad, como su prominente plataforma Wikipedia.

«¿Te imaginas una red social donde toda la comunidad pueda editar los contenidos?», preguntó Wales a la audiencia en Colonia. En este sentido, el trabajo colaborativo y el trabajo basado en hechos debería desempeñar un papel importante en la nueva red. Por el momento, la plataforma se encuentra en la fase de inicio, con dos… [+] dw.com

Arranca una nueva era en el mundo de la informática

Ojo a esta importante noticia tecnológica:

«Google ha demostrado que una de sus computadoras ha alcanzado por primera vez la supremacía cuántica, un hecho que se produce cuando un ordenador cuántico es capaz de realizar una operación que a un ordenador convencional le resultaría imposible o tardaría miles de años en hacerlo. En este caso, el sistema desarrollado por Google ha realizado en tres minutos y veinte segundos una tarea que le hubiera llevado 10.000 años al superordenador binario más potente del mundo»… [+] RTVE.es

Busquen otra disculpa para mantener el poderío de Apple y Silicon Valley

Las últimas amenazas del secretario de EE.UU. a Europa reconfirman que todo el culebrón alrededor de Huawei obedece más a una guerra comercial que a un miedo fundado al «ciberespionaje» que presuntamente practica. Mike Pompeo advirtió hoy a la UE de que Estados Unidos cambiará su «conducta» con respecto a la información que comparte con sus socios europeos si no toman medidas contra el gigante tecnológico chino Huawei. La última gota de esta guerra digital global es que la UE no ha vetado a la compañía china, que ofrece un producto muy competitivo para el desarrollo de la tecnología 5G, y eso pone de los nervios a Washington. Pompeo insiste en que la «tecnología del futuro» necesita «valores occidentales» y que el principal objetivo es impedir que la información estadounidense acabe «en manos del Partido Comunista Chino». Pues muy bien.

Cualquiera que surfee un poco en la Red se habrá dado cuenta de que en estos momentos toda la información internetera que manejamos desde Occidente está en manos de multinacionales estadounidenses como Google, Facebook, Amazon o Twitter. Y también se habrá dado cuenta de que nuestros datos son el petróleo del siglo XXI y que hay más que palabras por apropiárselos y comerciar con ellos para inyectarnos en el cerebro contenidos y publicidades a la carta. Lo del «ciberespionaje» de Huawei es comparable al que puede hacer cualquier multinacional de telecomunicaciones estadounidense o europea, así que búsquense otra disculpa para mantener el poderío de Apple y Sillicon Valley. Y, de paso, aparquen la idea de salpicar también a Xiaomi.

Los siguientes datos resumen muy bien lo que pasa. La china Huawei adelanta a Apple y va directa a por Samsung para liderar la venta mundial de teléfonos inteligentes:

Lo malo de todo esto es que estamos completamente en manos estadounidenses en lo que afecta a la Red de redes y podrán seguir haciendo lo que les dé la gana con nuestros datos, opiniones, gustos y carteras. La aldea global elevada al cuadrado en la que ha entrado un actor muy potente e incómodo, con los ojos achinados y los bolsillos llenos de ideas y dólares. El mismo actor chino que ha fabricado con mano de obra muy barata el móvil con el que estás leyendo esto.