«Examen de conciencia», una espeluznante serie documental sobre religiosos pederastas

Espeluznante. Así defino la serie documental «Examen de conciencia» que, bajo la dirección del periodista y cineasta Albert Solé, se sumerge en el oscuro mundo de los abusos sexuales a niños en el seno de la Iglesia. Pone los pelos de punta escuchar los valientes testimonios de aquellos menores que ahora son adultos y dan la cara hablando sin tapujos de unos episodios vergonzosos que les han marcado de por vida y han llenado de miedo sus cabezas.

Capítulos muy duros de ver

Los tres capítulos de la serie documental son muy duros de ver, pero hay que hacerlo para hacerse una idea de que estamos ante la punta de un iceberg sucio y muy dañino que la Iglesia española debe aniquilar cuanto antes. Cualquier abuso sexual a un niño es aberrante, pero que lo protagonice un religioso es totalmente irracional y contradictorio con lo que predica. La frase que lo resume todo la dice un abusado: «Que el miedo cambie de bando».

Nuevos casos tras ver el documental

El hilo conductor del documental lo lleva el psiquiatra infantil Miguel Ángel Hurtado, que sufrió abusos de un monje de la Abadía de Montserrat cuando era niño y ahora desvela su nombre. La propia emisión del documental, que se estrenó el 25 de enero, está sacando a la luz nuevos casos de pederastia. Todo hace presagiar que la cascada de vergüenzas se intensificará en los próximos meses dejando en evidencia a muchos encubridores.

No es un problema sólo de la Iglesia

Muchos pensarán que el documental es anticlericlal, pero no es así. De hecho, muchos abusados siguen declarándose creyentes. Pone el foco en un problema tremendo que ha destrozado la vida de muchos niños. Me gustaría que siguiese la serie de Netflix y que el foco de atención girase también hacia otros estamentos sociales. Desde las propias familias, hasta profesores, institutos, clubs y federaciones deportivas, etc. El abuso sexual a los niños no es un problema sólo de la Iglesia. Es una lacra social a nivel global en la que hay numerosos bandos y de la que muchos deberían hacer examen de conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *