La luna a cambio de un voto

Ya está aquí. Anoche arrancó la campaña electoral para las municipales y autonómicas del 27 de mayo. A partir de ya muchos políticos nos venderán la luna a cambio de un voto, leeremos programas imposibles de realizar y oiremos megapromesas ya escuchadas. Los menos se acercarán a lo que realmente interesa a los ciudadanos y los más llenarán su boca con los discursos de siempre. Quince días agotadores para los políticos, la prensa y los ciudadanos que sigan al dedillo la campaña. Están en juego las alcaldías de toda España y el reparto de poder en buena parte de las autonomías. Los dos grandes partidos ven en esta cita electoral una prueba de fuego de cara a las generales de dentro de 10 meses. Por eso recurrirán al ataque constante al contrario en lugar de bajar a los problemas de la calle.

Más de lo mismo concentrado en dos semanas cargadas de futuribles. Lo de menos son las ideologías y lo de más los equipos humanos. Reflexionen y apunten bien el voto, porque los elegidos gestionarán o gafarán nuestra realidad más cercana durante los próximos cuatro años. Y eso, no es moco de pavo.

• «Una papeleta de voto es más fuerte que una bala de fusil» (Abraham Lincoln) • «Vota al hombre que promete menos. Será el que menos te decepcione» (William M. Ramsay)