Estamos rodeados de paraísos: las pequeñas cosas

Os dedico este vídeo, que siempre que lo escucho me aporta vitalidad, energía y llena de color tantos días y situaciones grises. Tenéis que subir el volumen, verlo hasta el final y bailarlo con la mente, el cuerpo o las gónadas si hace falta. Y si lo gritáis, mejor. Nada es para siempre, todo está cambiando y recordad que estamos rodeados de paraísos: las pequeñas cosas.

PD: Al que no le guste Coldplay, que se moje y sugiera en los comentarios otro vídeo musical que le aporte positividad. Salud y gracias por pasar por aquí.

Las pequeñas cosas

Porque me da la gana

«Una gravísima crisis cultural»

Escribe Paco Sánchez, hoy en la última página de La Voz de Galicia:

Sexo virtual

Han pasado ya once años desde que Nacho de la Fuente y yo lanzamos desde nuestros blogs una campaña conjunta contra la pornografía infantil en Internet. Tuvo un cierto eco, incluso en otros países, pero ninguna eficacia: desde entonces, el número de detenidos por este delito ha crecido tanto que casi no es noticia, y los contenidos de pornografía infantil en las redes se han multiplicado en una proporción todavía mayor, disparatada. The New York Times publicó esta semana un estudio muy concienzudo, que incluye buenos gráficos: hace 20 años, dicen, era un problema; desde hace 10, una epidemia y ahora estamos ante una crisis alarmante.

En 1998 se comunicaron en aquel país —no sé si en forma de denuncia— 3.000 casos de imágenes pornográficas en las que se abusaba de niños. En el 2008 ya alcanzaban los 100.000, que se convirtieron en un millón en el 2014 y en 18,4 millones el año pasado, e incluían referencias a más de 45 millones de fotos y vídeos. Esta locura, por supuesto, parece una nimiedad si se la compara con los cien millones de visitas diarias que recibe alguna página de porno para adultos que, como es obvio, está disponible también para los menores. Y la usan.

La pornografía infantil, con razón, nos escandaliza más que la otra. Pero quizá la otra produce buena parte de los consumidores que disfrutan con la explotación sexual de niños de dos o tres años. El adicto a la pornografía o se harta o termina buscando siempre algo más fuerte, como ocurre con cualquier adicción. Y a veces, incluso intenta convertir en real lo virtual: creciente violencia machista entre los más jóvenes, aumento del número de violaciones, síntomas todos de una gravísima crisis cultural.


1.115 blogs y webs de todo el mundo se sumaron en el 2008 a la blogocampaña. Tuvo repercusión en radios, televisiones y periódicos de alcance nacional. La iniciativa tuvo tanto seguimiento que se repitió el 20 de noviembre –Día Universal del Niño– del 2009 y el 2010.

LHD :: Blogocampaña contra la pornografía infantil (708 comentarios)

Vagón-bar :: Arranca la blogocampaña contra el porno infantil (157 comentarios)

lahuelladigital.es gana el Premio 20Blogs 2019 de Actualidad

lahuelladigital.es ha ganado esta noche el Premio 20Blogs 2019 en la categoría de Actualidad. Escribo esto de urgencia desde el Caixaforum de Madrid en plena gala final del certamen que convoca el diario «20 Minutos» y que celebra este año su decimotercera edición.

Galería de fotos de Elena Buenavista, Enrique  Cidoncha y Jorge París

Es un orgullo que 14 años después de haber puesto en marcha este blog se hayan fijado en mi trabajo. Mil gracias a la organización ya que me llevo un estupendo recuerdo y reconocimiento del certamen más importante de la blogosfera de habla hispana. Agradezco mucho este aporte vitamínico para correr futuras etapas y cronoescaladas en mi vida bloguera y personal. 

¡Gracias a todos por estar ahí!

20 Minutos :: La lista oficial de los galardonados en los Premios 20Blogs 2019

20 Minutos :: Fotogalería: Los mejores momentos de la gala Premios 20Blogs

LHD :: «La Huella Digital», mejor blog en español en los Premios Internacionales BOBs 2006

LHD :: «La Huella Digital», mejor blog del 2008 en el Congreso Webmasters de Madrid

BSO Forrest Gump

Actualización, 2 de octubre. Los premiados de los 20Blogs 2019 salimos en la portada de 20 Minutos.

Porque me da la gana