A mover todos el culo

¿Ves la imagen de arriba? Pues eso, sólo eso, es lo único obligatorio que debemos hacer TODOS este domingo en España. Mover el culo, aparcar el sillonball por un rato y bajar a la calle a votar. Nos jugamos mucho en estas elecciones generales y si no bajas a dejar tu papeleta no tendrás ninguna credibilidad en los próximos 4 años cuando despotriques contra la clase política. La de este domingo es esa oportunidad que tenemos tan de vez en cuando de quitar y poner gobiernos. De mandar al carajo a gobernantes torpes, consolidar a los que lo hacen razonablemente bien o abrir la puerta a gente nueva. De abrazar a los que respetan opiniones contrarias o rechazar de pleno a los que no respetan ni a su sombra.



Así que a mover todos el culo. No te olvides el DNI. Y tampoco te olvides de que la democracia que disfrutamos se la trabajaron muy duramente nuestros abuelos y padres. Muchos se dejaron la vida literalmente para que metamos la papeleta del color que sea por esa ranura, para que dejemos nuestra sentencia firme en esa urna que simboliza el espacio abierto y libre que todos debemos alimentar y proteger.

Buen domingo 28-A y que el lunes nos levantemos con un Gobierno creíble y de futuro.

«El Director», de David Jiménez: un libro demoledor, valiente y necesario

Si me llego a fiar de algunos pantallazos que circularon la semana pasada por Twitter no hubiese leído el libro «El Director», escrito por David Jiménez. En esos tuits se advertía de que ese compendio de casi 300 paginas era un ataque frontal al periodismo y a la redacción del diario «El Mundo» y que todo obedecía a una venganza personal para intentar parchear su «fracaso» en su corta etapa como director del diario madrileño. Pero uno, que ya va entrando en años, obvió las opiniones interesadas de periodistas estrella que presumían de no haberlo leído y habló con un par de compañeros de profesión que sí habían llegado hasta la última página. Me lo recomendaron sin dudarlo y acertaron de pleno.

Me divirtió, me entristeció y me preocupó

«El Director» es un libro demoledor, valiente y necesario que deberían leer las viejas guardias, los informadores en activo y las futuras generaciones de periodistas. Está muy bien escrito, es interesante y se lee muy rápido porque te atrapa. De hecho, lo devoré cuando encontraba huecos en esta alocada logística laboral-familiar de Semana Santa. Su lectura me divirtió, me entristeció y me preocupó por momentos porque mucho de lo que relata David Jimenez nos suena de sobra a los que nos dedicamos a informar.


http://motorwat.es

Toque de atención al periodismo

«El Director», de la editorial Libros del K.O., es un crudo toque de atención al periodismo, tan prostituido en estos tiempos, y sus personajes son extrapolables a muchas redacciones. Más de uno de los protagonistas, a los que les pone mote, sale escaldado, pero de ninguna forma es un ataque hacia la plantilla de ese diario. El que entienda eso tiene un serio déficit de comprensión lectora. Hay que leerlo hasta el final para entender muchas cosas y ver que las grandes asignaturas pendientes del periodismo español son una regeneración urgente, aligerar los despachos y reforzar las redacciones, apostar por la máxima calidad, aplicarse toneladas de autocrítica y liberarse de una vez de esa dependencia enfermiza con el poder político y el poder económico, el que realmente lo maneja todo. Los futuros lectores lo agradecerán; la profesión también.



PD: Nunca asentí tantas veces con la cabeza leyendo un libro. «El Director» me ha recordado infinidad de situaciones incómodas y parecidas cuando formé parte en 1995 del equipo fundador de la edición gallega de «El Mundo». El mismo equipo que desmantelaron tres años después y lo largaron a la calle.

Síguenos en Twitter: @LHD_es


LHD :: La r-evolución urgente del Periodismo


Señal en directo 🔴 Arde la catedral de Notre Dame, el monumento más visitado de Europa

Las llamas devoran Notre Dame (Geoffroy Van Der Hasselt / AFP)

Arde la catedral de Notre Dame de París. Los bomberos intentan, sin éxito, controlar el fuego, que se originó sobre las 18:50 horas y que ya ha derrumbado su gran aguja central y devorado su techo de madera. El fuego arrasa el monumento más visitado de Europa. Aquí, la señal en directo de esta tragedia de alcance mundial: