Ibarretxe responde al NO del Congreso de los Diputados a su plan soberanista adelantando un mes las elecciones vascas. En Madrid hablaron ayer los partidos que representan a la mayoría de los españoles. Ahora se impone un cambio de turno desde Vitoria. «Es la hora de la sociedad vasca. La sociedad vasca tiene que hablar», dijo esta tarde el lendakari. Pero este anuncio democrático, que sorprende a pocos, lleva dentro un caramelo envenenado: Ibarretxe insta al Gobierno a que «no prohíba a ninguna agrupación política participar» en los comicios. Vamos, que pide la vuelta de Batasuna porque necesita sus votos para seguir en el poder. Y de paso, sin abandonar la eterna estrategia victimista, podrá cocinar su plan durante otros cuatro años más. A ver qué dicen el 17 de abril los vascos y vascas, como diría el lendakari…

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *