«El periódico moderno tiene más de narrativo que de didáctico; más de conversación que de discurso» (…) «El periódico es una conversación entre el periodista y los lectores, sólo que a éstos nos se les oye y hay que adivinar lo que dirán» (…) «Si las cien mil trompetas de la fama, a la que se ha comparado la prensa, tocasen siempre la misma sonata, sus notas llegarían a ser el más horrible tormento de la humanidad y el periodismo una odiosa invención de suplicio. Es preciso que ejecuten variadísimas piezas, fugaces armonías, vibrantes y llenas de sonoridades unas, tenues y dulcísimas otras»…
[El arte del periodista. Rafael Mainar. 1906]

Sorprende y cautiva la premonición del autor de este libro que hace ¡100 años! ya veía el periodismo como conversación, como un contenedor de pluralismo. Una buena referencia documental para estos tiempos en los que tanto discutimos sobre la relación entre los medios tradicionales y digitales, la influencia del Periodismo 3.0 o el poder de la blogosfera. No somos nada. Hace un siglo este avispado periodista ya veía lo que ahora muchos aún no quieren ver.

LHD :: Orihuela: «Internet democratiza la información»
LHD :: Blogmanía, una revolución silenciosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *