Lo que antes pasaba con los blogs, ahora sucede de forma exagerada en Facebook, Twitter, WhatsApp, Instagram y demás plataformas para compartir contenidos. Me refiero a esos impresentables que despotrican contra todo y todos, que muestran sistemáticamente actitudes negativas u hostiles ante cualquier asunto, odiadores que revientan tuits, posts, fotos o vídeos con comentarios duros que hacen mucho daño. Los entendidos los diferencian entre trolls (que atacan por atacar sin sentir realmente lo que dicen) y haters (que atacan duro y realmente se creen sus exabruptos). Yo huyo de anglicismos (ya está bien) y los defino como los imbéciles de Internet. Anoche ví un vídeo de un youtuber español que hace un gran trabajo probando coches en el que estallaba contra los que le atacan constantemente en los comentarios haga lo que haga o diga lo que diga. El vídeo, que desafortunadamente lo ha retirado, no tenía desperdicio porque era la pieza más sincera que había hecho hasta ahora. Su estallido emocional demuestra que no estamos ante algo pasajero o anecdótico. Vivimos un cáncer en la Red que desanima a muchos creadores de contenidos, que se dejan la piel a cambio de nada o de muy poco. De hecho ese vídeo ha motivado este post, que ya tardaba en escribirlo.

SI VIENES A ATACAR Y A INSULTAR, VETE DE AQUÍ. El imbécil puro y duro es alguien poco inteligente o que se comporta con poca inteligencia. Y de imbéciles con avatares falsos la Red está llena. A esa gente que ataca permanentemente le digo… No sigas cuentas, páginas o medios que no te gustan. No seas masoca. Si vienes a criticar con argumentos, bienvenido. Si vienes a atacar y a insultar, vete de aquí. Lárgate ya. Una pena no poder enlazar con ese vídeo porque resumía muchas cosas que vivo a diario desde hace muchos años, con toneladas de paciencia y muchas mordeduras de lengua. Siempre recomendaré no entrar al trapo a estos odiadores digitales, de hecho nunca lo hago, porque su deseo es contestar atacando con más dureza. Reventar conversaciones estupendas con gente normal que da la cara y discrepa educadamente. Que les den a los imbéciles de Internet. Ya sé que sólo merecen nuestro silencio, pero qué a gusto me quedo hoy mandándolos a la mierda.

Sí, a la mierda.

No a los perfiles falsos

8 comentarios en “Los imbéciles de Internet”

  1. Los que, además vivís de esto, lo tenéis que llevar muy mal. Lo mejor es cortar por lo sano, tal y como dices en tu última frase del artículo.

  2. Comparto lo digo y a esos que están en la era de piedra pienso, que el tiempo pondrá en su lugar a cada uno.. creo en el cambio y pongo mi grano para que el cambio sea antes que los intereses de algunos y gracias a Saúl y los que nos muestran que el cambio es posible……

  3. ¡Imbécil! Si no eres capaz de soportar críticas, no intentes hacer pasar por “superimportante” banalidades intrascendentes.

  4. Entrada para enmarcar, directamente. Es probable que los sujetos de este tipo que lo lean no hagan ningún caso, pero al menos los que solo queremos navegar por internet, ya sea disfrutando en paz del contenido que otros crean o creando cada uno el suyo, nos sintamos más acompañados en esta batalla contra estos indeseables. Gracias, Nacho.

  5. Ya estamos aquí. EL sr humano colectivo, se encontró con la puta pasta. A ver que vamos a creer que hay algo más qur puta pasta

  6. ” No hay mayor desprecio que no hacer aprecio”.. Aunque entiendo que la paciencia, con este tipo de gente amargada y de vidas huecas, tenga un límite.. Animo y a seguir! Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *