()

Vía Facebook descubro este discurso redactado desde el corazón y que, me temo, nunca caducará. Busca un momento tranquilo para masticarlo. Espero que te guste:

Valora este artículo

Votos: / Promedio de estrellas:

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *