Os dedico este vídeo, que siempre que lo escucho me aporta vitalidad, energía y llena de color tantos días y situaciones grises. Tenéis que subir el volumen, verlo hasta el final y bailarlo con la mente, el cuerpo o las gónadas si hace falta. Y si lo gritáis, mejor. Nada es para siempre, todo está cambiando y recordad que estamos rodeados de paraísos: las pequeñas cosas.

PD: Al que no le guste Coldplay, que se moje y sugiera en los comentarios otro vídeo musical que le aporte positividad. Salud y gracias por pasar por aquí.

Las pequeñas cosas

Porque me da la gana

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *