Así los veo. Cada día más pequeñitos. Más mediocres. Más creadores de problemas. Veo mucho fuego cruzado. También mucho humo y vendedores de humo. Mucha contaminación. Mucha gente tosiendo hartazgo. Creo que no nos merecemos estos mandarines que les importa más el escaparate que arreglar los problemas de todos. Maldita ineptocracia que está matando, empobreciendo y amargando la vida a demasiados españoles. 

Se buscan solucionadores. Urgentemente. Más hechos y menos palabras. Más concordia y menos discordia. Muchos estamos literalmente hasta las gónadas de ustedes. No olviden que nuestros votos son prestados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *