Hay que inventar ya una nueva palabra. Según explica la Real Academia Española, el término matrimonio (procedente del latín matrimonium) quiere decir «unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales». Actualmente se usa con demasiada soltura este vocablo para referirse a las uniones homosexuales. Y es totalmente incorrecto. Tampoco podemos usar boda («Casamiento y fiesta con que se solemniza») porque lleva la palabra casamiento («Contrato hecho con las solemnidades legales entre hombre y mujer, para vivir maridablemente»). Menudo lío. Si debemos respetar la libertad individual y la intimidad de las personas, también debemos salvaguardar el buen uso del lenguaje. O la otra opción, que la RAE revise su diccionario.

Comparte este post

0 comentarios en “Hay que inventar una palabra”

  1. Hay que ir actualizando el significado de muchas palabras.Para mí,una boda es una boda,sea entre,hombre y mujer,hombre y hombre o mujer y mujer,los tecnicismos son lo de menos.Creo que en los tiempos que corren,hay que fijarse más,en los sentimientos que hacen contraer ese acto,que en el nombre que ha de atribuirse a ese acto.Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *