()

La tolerancia cero que están aplicando el Ministerio de Interior y la Dirección General de Tráfico está recogiendo buenos frutos. Esta Navidad hubo 56 muertos menos por accidentes de tráfico y en el 2004 la cifra de víctimas mortales (3.516) fue la más baja de los últimos 25 años. Y eso que el parque móvil sigue aumentando. Los radares fijos, los controles de alcoholemia, la mayor presencia de agentes en las carreteras y el futuro carné por puntos nos han concienciado de los peligros de ir al volante. Excelente noticia. Muchas veces, cuando se aprietan las tuercas, se sujetan mejor los problemas.