Sigo intrigado por conocer qué medidas se aprobarán en la Cumbre del Clima que se está celebrando estos días en Madrid y a la que, por desgracia, no han acudido los países que emiten más gases de efecto invernadero: China (30%), EE.UU. (15%) e India (7%).

Europa tiene una oportunidad de oro para liderar esta transformación global que implica una transición a lo verde efectiva y muchos compromisos por parte de todos. Que no quede todo este inmenso esfuerzo de la Cumbre COP25 en el absurdo postureo mediático que estamos viendo y padeciendo estos días. Necesitamos más decisiones, más acciones y menos condecoraciones. Nuestro planeta lo pide a gritos y el tiempo se acaba.

El venenoso “smog” que respiramos

Despierta sucia Europa

Cuando el dinero apesta