Niños por fin acostados –con sus tres y casi cinco años hiperactivos–, lo que me ha permitido husmear si mi tablet tiene una aplicación sencilla que me permita escribir desde el sofá sin más complicación que juntar unas cuantas letras y poco más. Encuentro la aplicación BlogPress (desde la que escribo) y me gusta por su sencillez y eficacia. Es tal el cansancio mental acumulado en las últimas semanas que me veo incapaz de levantarme a encender otro ordenador, esta vez el de casa, para pensar qué narices escribo aquí. Pero creo que la tablet me permitirá hacer pequeñas entradas sin más compromiso que trazar un desahogo vital y mental haciendo un poco de ese «sillonball», que tanto nos gusta a los españoles a ciertas horas. Probaré a escribir en mis momentos de «nothing box», es decir, momentos de vacío, que cualquier cerebro necesita al final del día para regenerar neuronas y estados de ánimo.

En el siguiente vídeo se explica qué narices es eso del «nothing box» y lo fundamental que es para nuestra salud en esta sociedad tan hiperacelerada y competitiva. No te lo pierdas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *