El Alto Comisionado para las Víctimas, Gregorio Peces-Barba se reunirá el miércoles con la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y el jueves con la Asociación de Víctimas del 11-M. Finalmente la reunión no será conjunta porque así lo ha pedido la AVT. Por desgracia la grieta de las dos Españas vuelve a dividir. El terrorismo mató a destajo en nuestro país a personas negras, blancas, marrones, amarillas, verdes, rojas, azules… Seres inocentes que mientras morían no sabían qué pasaba a su izquierda o a su derecha. Ya no podían mirar y les daba exactamente igual. A ellos nos debemos todos.

Las agresiones verbales del sábado han sido un ejemplo de lo que nunca se debe hacer. Confiemos en que los políticos y las víctimas se unan, templen los ánimos y, ¿por qué no?, pongan en marcha una sola asociación de víctimas del terrorismo. Sería la mejor noticia. La división de los demócratas llena de gozo a los asesinos y sus portavoces. Por eso hay que cortar por lo sano esta hemorragia política.