()

Con la brutal subida de la electricidad y los combustibles, y la consecuente escalada de precios en toda la cadena de productos básicos, España es un polvorín en potencia a las puertas de un invierno que será especialmente duro para millones de hogares. Todo sube menos los salarios. Este jueves el país por fin reacciona y habrá una manifestación para protestar por las infames tarifas de la luz, que no paran de subir y batir récords históricos, ante el pasmo general y la inacción de un Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos que cada 24 horas queda en evidencia. Muchas promesas han quedado en papel mojado y aquel espíritu del 15M de proteger a los que menos tienen se ha evaporado. La terca realidad es que se disparan las facturas desde hace meses y ningún gobernante ha logrado solucionar esto.

A ello hay que sumar el absoluto caos en las gestiones internas de las propias compañías eléctricas, para desesperación de cientos de miles de españoles que llevan meses sin recibir sus facturas y suspiran por contratar una tarifa plana, por cara e injusta que sea. Este cóctel explosivo se condimenta con la salsa picante de las puertas giratorias y las constantes prácticas abusivas de las eléctricas, con permiso de un Ejecutivo que calla y otorga. La gota que ha colmado el vaso ha sido esa aberrante noticia de que el nuevo vicepresidente de Iberdrola –Antonio Manuel Carmona, hasta hace poco dirigente socialista– estrenará un cargo prefabricado para él por el que cobrará la friolera e insultante cifra de 1.370 EUROS CADA DÍA.

Lo dicho; las cosas se van a calentar mucho en los próximos meses y el primer aperitivo del aluvión de protestas sociales será este jueves en Madrid, con una manifestación convocada por la Alianza contra la Pobreza Energética y apoyada por diferentes colectivos sociales y ecologistas.

Copio, pego el arranque del manifiesto de esta convocatoria:

Manifiesto contra la subida de la luz: ¡Eléctricas culpables, gobiernos responsables!

Desde el pasado mes de abril, los precios de la electricidad han subido hasta alcanzar máximos históricos que han sido superados una y otra vez. Además, los mercados de futuro auguran un invierno con mayores subidas de las que ya estamos padeciendo

El carácter sistémico del precio de la electricidad afecta de manera directa a bienes y servicios de todos los sectores, incluidos los productos de primera necesidad. La subida del precio de la luz impacta a toda la ciudadanía, pero lo hace de forma desigual, en función de la clase social, el género u otros factores, como la pertenencia a algún colectivo racializado.

Desde la sociedad civil hacemos un llamamiento al Gobierno, responsable de la protección de los derechos de todas las personas, para que lleve a cabo las reformas legislativas necesarias con el fin de garantizar a la ciudadanía los siguientes cinco puntos básicos… [+] Alianza contra la Pobreza Energética (APE)