No te creas ni un solo dato sobre las víctimas del coronavirus que aporta China. El régimen dictatorial primero ocultó el contagio del COVID-19, luego persiguió a los que informaban de ello y finalmente tardó CASI DOS MESES en lanzar la alarma al resto del mundo. Tremendo e infame. Por eso ahora están con una macrocampaña internacional para blanquear su imagen sin entonar un “mea culpa” oficial.  Pero al final todo se sabe y les ha surgido un héroe que ya ha pasado a la historia por denunciar al bicho que está causando la mayor crisis sanitaria y económica que ha vivido este planeta.

La muerte del médico chino que intentó advertir sobre el brote de coronavirus ha provocado un nivel de indignación pública y dolor sin precedentes en China. Li Wenliang, de 34 años, murió después de contraer el virus mientras trataba a pacientes en Wuhan. En diciembre pasado, intentó alertar a sus colegas médicos sobre un virus que creía que se parecía al SARS, otro coronavirus mortal. Pero ni caso. La policía china le dijo que “dejara de hacer comentarios falsos” y fue investigado por “propagar rumores”. De esta forma se perdió un tiempo vital para evitar la expansión de esta pandemia global que ya afecta a 204 países, ha matado hasta ahora a 40.000 personas y marcará un antes y un después en nuestra historia.

Testimonio exclusivo de un español en China que lleva más de 10 semanas sin salir de casa: «Desde que empezó todo, nuestro piso es un desastre»

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *