Mabel

María Isabel Lago Pagliery, 79 años, es un bello ejemplo de esas madres y abuelas que se desviven por facilitarnos la vida. Que siempre sonríen y están ahí. Que pacifican con su mirada y templan con su eficacia. Que sufren hacia dentro e iluminan hacia fuera. Esas madres y abuelas sutiles que irradian felicidad, ternura…