Catalanes que han perdido el norte, el sur, el este y el lejano oeste

Tecleo esto con profunda tristeza entre disparos de pelotas de goma, barricadas ardiendo, mucho humo, vallas y piedras que vuelan, cargas policiales, gente que grita, vecinos que lanzan agua desde su balcones, gases lacrimógenos y gas pimienta, periodistas trabajando con cascos de protección, calles cortadas y arrasadas, antidisturbios desbordados, decenas de heridos, algunos muy graves.…

A ver si de esta vez realmente nos escuchan y se dejan de soplapolleces

Ya es septiembre. Se acabaron las largas, inmensas, insultantes y excesivas vacaciones para sus señorías. Arranca el tedioso curso político, los programas estrella de la radio y la televisión, la información acelerada e interesada y las notificaciones políticas ultraimportantes en nuestros móviles. Regresa la rutina cansina de comprobar que la clase política de este país…